octubre 2017
L M X J V S D
« Abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Categorías

Las tarotistas buenas adquieren renombre y reputación en cuestión de meses

01

Las tarotistas buenas no tardan más de dos meses, usualmente, en adquirir una buena reputación, cualquiera que sea el nuevo entorno al que ingresen, esto es, en internet o en el mundo físico (una ciudad o una región, por ejemplo). Los resultados y la profesionalidad se conocen rápidamente.

Las tarotistas buenas enseñan sus capacidades desde un principio.

No es necesario, para nada, esperar años para que una de las llamadas tarotistas buenas demuestre su profesionalidad, tanto por su efectividad, sus resultados y su cumplimiento, como por su vocación de servicio.

A propósito de la vocación de servicio, es preciso anotar que no se trata, tan solo, de sabiduría, de dones connaturales (de nacimiento) y/o de experiencia. Es preciso, además, que una buena tarotista tenga vocación de servicio y que no sólo se limite a una tirada casi mecánica, para recibir un dinero y “arreglado el problema”. Una tarotista que pertenezca a un Tarot Fiable debe tener la seriedad y profesionalidad necesarias para implicarse en la situación que preocupe al consultante para poder ayudarle, eso si, manteniéndose al margen y solo dando consejos para que él o ella los ponga en práctica.

Para ser una tarotista profesional es necesario, también, contar con buena memoria, dado que muchas veces es preciso hacerles un seguimiento a los consultantes y, por ende, es fundamental acordarse, en todo momento, sobre sus problemas originales (por lo que consultó inicialmente), sus progresos, los rituales recomendados y demás.

Para ser una de las tarotistas buenas, es fundamental el don de gentes.

Más que don de gentes, es preciso que una tarotista buena sepa generar esa empatía que tan fundamental es, para desarrollar un buen trabajo con todos y cada uno de los consultantes. Es tan importante la empatía que muchos consultantes se pueden retirar y, de paso, buscar a otro experto cuando no encuentran este factor.

Ahora, no se trata, tampoco, de hacerse amigas de todos los clientes. Es más, es preciso guardar ciertas distancias porque, de todas maneras, se trata de una relación experta-consultante, por lo que una amistad, por ejemplo, no sería bienvenida en estos casos.

De otro lado, pensemos, nada más, en una experta que atienda, bien sea telefónicamente o por los diferentes medios virtuales, a un consultante “a las volandas”, como queriendo dar a entender, tácitamente, que solo le interesa el dinero de la consulta, para salir del paso y “que pase la siguiente llamada”.

Las tarotistas buenas que operan de la manera correcta ganan adeptos rápidamente.

Una experta en el tarot que, desde un principio, demuestre que trabaja con vocación, con paciencia, sin querer salir del paso y entregándose a cada consultante como si fuese el único (y no como un aportante más de dinero), más temprano que tarde, se hará reconocida como una verdadera profesional y la buscarán cada vez más, motivo por el cual sólo trabajará en gabinetes de Tarot Fiable.

Los foros de opinión de internet, el famoso “boca a boca”, las opiniones que la gente plasma en el espacio destinado para tal efecto en los diferentes websites y otros factores similares, le pueden otorgar a una profesional, bien sea la mejor de las reputaciones o la peor de las opiniones por parte de las comunidades de usuarios de servicios esotéricos, y la podrán catalogar como una de las profesionales que merecen ser llamadas Tarotistas buenas.

Las tarotistasbuenas.net, entonces, empiezan a dejar ver sus cualidades, aptitudes, dones y demás, desde un principio y, en caso de no ser así, tendrán que retirarse del oficio y buscar nuevos horizontes, porque el mundo de lo esotérico es bien exigente.

Los comentarios están cerrados.